sábado, septiembre 03, 2005

El suicida social

¿De qué otra forma puede llamarse a quien, teniéndolo todo, se empeña en huir y aislarse? ¿A quien no puede disfrutar de lo mismo que todos los demás, no por ninguna extraña enfermedad, sino premeditada y concienzudamente? ¿A quien prefiere el silencio y la soledad al gentío y la alegría? ¿Quien, sin hacer nada por provocarlo, es perseguido y perturbado constantemente, sacado a rastras de su natural ostracismo y voluntario autismo?

Ése soy yo. Pero también podéis llamarse Suso, por aquello de la amistad y tal.

Comentarios: Publicar un comentario

Enlaces:

Crear un enlace



<< Inicio