martes, octubre 18, 2005

Juan Marsé: mi nuevo héroe

Pongámonos en situación: Juan Marsé cobra por ser jurado del premio Planeta, famoso en el mundo entero por la brillantez de las novelas ganadoras, el buen hacer de los novelistas concursantes, que sólo buscan el reconocimiento de su público, y los muchos momentos de incontenible emoción que nos ha deparado en estos últimos años lo incierto y reñido del resultado.

Hay que tenerlos muy bien puestos para decirle a la cara a la ganadora, delante de la toda prensa y en plena ceremonia de entrega, que su novela es una mierda. Y conseguir dimitir antes de que te echen a patadas. Que alguien le erija un monumento ya.

De todas formas, ¿quién no está de acuerdo? (Quiero decir aparte de los ejecutivos de la editorial.) Hace bastantes años que las novelas ganadoras sólo tenían de bueno un apellido superventas, y existe esa leyenda urbana sobre que la novela realmente buena es la finalista. La de este año, Y de repente, un ángel de Jaime Bayly, narra la historia de la actual niñera de las hijas del autor. Apasionante, seguro. Qué ganas tengo de que alguien me la regale estas navidades.

Comentarios: Publicar un comentario

Enlaces:

Crear un enlace



<< Inicio