martes, noviembre 08, 2005

Carne barata

Volviendo de Malinas a Bruselas en tren (primera clase, por supuesto) resultó que éste entró a la Gare du Nord por la última vía, desde la que puede verse la Rue d'Aerschot. Al principio nos pareció raro ver tantas tiendas de lencería juntas con maniquíes en los escaparates. Cuando advertimos que se movían todo quedó explicado. Genoveva, como corresponde a una moza de su edad y condición, se escandalizó. O al menos se hizo la escandalizada.

Comentarios: Publicar un comentario

Enlaces:

Crear un enlace



<< Inicio