jueves, noviembre 17, 2005

La boa

Ayer por la tarde estuve desempolvando (casi literalmente) mi chaqué. Pasé más de una hora buscando los dichosos tirantes.

Este sábado tengo que disfrazarme de pingüino para acompañar a Genoveva a la boda de una prima suya. Inconvenientes de las buenas familias, qué se le va a hacer. Claro que con un poco de suerte igual le coloco un piso en Salamanca a alguno de sus familiares lejanos, como la última vez.

La boda es en Sevilla, así que nos vamos en el AVE esta misma noche. En club, claro. Supongo que no volveré a escribir hasta el lunes, por lo que os pido por favor que resistáis y no os cortéis las venas.

Comentarios: Publicar un comentario

Enlaces:

Crear un enlace



<< Inicio