martes, noviembre 15, 2005

El mercado inmobiliario apesta

Vais a permitidme que hoy que estoy particularmente vago y aburrido os hable de trabajo. Creo que todos sabéis ya a qué me dedico.

Quien todavía no lo tiene muy claro soy yo. Algunas cosas a las que no me acostumbro:


Estas reflexiones vespertinas terminan por darme sed, así que cojo el teléfono y marco su extensión:

Carla, ¿podrías traerme un Vivalto de la Nespresso?

―Mira, Suso: que te folle un pez ―y cuelga de mala manera.

―Pues más o menos ―murmuro para mí.

Comentarios:
Me parece estupenda tu bitacora. No he buceado mucho por ella, pero lo haré. Si que es verdad que el mercado inmobiliario apesta (te recomiendo leer un artículo que publiqué en mi bitacora titulado Arquitectura Cutre-Luxe), pero el pladur es un material que resuelve bastante bien temas de tabiquería y acabados, sobre todo en rehabilitaciones. Este material también se utiliza mucho, la mayoría, en edificios públicos donde la variación de uso, ampliaciones y demás, encuentran en el pladur un material ideal por su economía y su fácil montaje y desmontaje. Pero una cosa es cierta, en mi casa no quiero pladur, donde se ponga una buena pared de ladrillo doble hueco del 7 que se quite todo lo demás.
Un saludo y gracias por enlazar con mi bitacora aunque sea sólo por tu rechazo al pladur.
 
El anterior comentario es spam, ¿no? Lo es, ¿¡¿no?!?
 
Publicar un comentario

Enlaces:

Crear un enlace



<< Inicio